Alex Txikon

nanga-parbat-2016-invierno

Alex Txikon

Barriro lortu dau!!

Aunque yo ya no practico alpinismo,  fueron tantos años  durante los que fui alpinista que  sigo considerándome ” un alpinista”.

Este es algo mucho más que  cualquier otro deporte, es una forma diferente de entender la vida.

Recientemente una expedición formada por 4 AUTÉNTICOS TITANES ha conseguido ascender a un 8mil aún no escalado durante la época invernal.

Un reto impresionante. Estos sí que han rozado el límite de lo humanamente posible.

Es difícil de imaginar la magnitud de semejante hazaña para alguien que no haya escalado ni  se haya acercado nunca a un “marrón” semejante.

Lo sorprendente es que una hazaña semejante pase inadvertida en este mundo de  borregos idólatras futboleros

 

 

 

Clásica Soplao carretera 229km

Puse el despertador a las 05:00h, desayuné rápido, me vestí de ciclista y una hora después salía de casa con la bici en el coche hacia Cabezón. Aparqué en el arcén  sobre las 7:30h y  busqué a un amigo que había ido a Dormir allí la tarde anterior y me iba a recoger mi dorsal. Con todo preparado vamos a la salida a las 7:50h. A las 8 se dio la salida y nosotros pasamos por el arco unos 6 minutos más tarde( casi los últimos), enciendo el  computador y me doy cuenta que no estaba cargado con lo que se  le agota la batería en unos minutos. No tendré referencias de pulso ni de km( iba preguntando a otros ciclistas en qué km estábamos…..En la primera vuelta por Cabezón intento recuperar posiciones para no quedarnos descolgados. La ruta sube un par de repechos y tras una bajada llegamos a Comillas. Luego sigue por la costa hacia Unquera en un terreno rompe piernas pero con paisaje precioso. Me apunto el nombre  de Ojambre para volver con la familia, me parece muy bonito para ir con niños. El día es perfecto para la bici, nublado pero sin lluvia, ni frío ni calor.

Nos desviamos hacia Cabuérniga y subimos el primer puerto del día: el soplao. Tiene alguna zona al 10-12% pero lo voy subiendo muy, cómodo, me siento mucho mejor que el año anterior en esta zona. Bajada rápida y legamos al avituallamiento de Puente Nansa sobre las 12:00. Poco más adelante nos desviamos hacia Reinosa y empieza la eterna subida a Piedras Luengas( 33 km de subida). El puerto es muy suave excepto un par de km poco antes de la presa de “la cohilla” donde alcanza el 10% aprox. Aun así sigo muy cómodo con otros 2 compañeros: un amigo de Getxo y un zamorano con el que hacemos juntos media prueba. Por fin llegamos al alto y volvemos a pararnos en el avituallamiento( es el tercero y  vamos a parar en los 5 que hay a lo largo de la prueba( no buscamos hacer tiempo sino pasarlo bien). Tras bajar el puerto en el falso llano descendente hacia la Hermida empiezo a sentirme cansado. Algo ha fallado( creo que comí poco)  y aunque intento comer ya no recuperaré. Las 3 últimas colladas se me hacen eternas. En los altos nos mojamos por las nubes. Intentamos ir “partido a partido” y finalmente llegamos a meta  a las 20h14m.

20150606_201423[1]

Pensaba que iba a resultarme más fácil pero termino cansado, esta marcha se me ha hecho más dura que la de btt ( creo que haber comido menos ha hecho llegar muy justo a las últimas 3 colladas). Yo ni me quedo en la carpa para comer, no tengo hambre y tengo ganas de llegar a casa antes de que mis hijos se duerman para poder verles un rato. Me cambio y conduzco a casa escuchando la final de Champions. Este año el viaje de vuelta lo hago bien, sin sentir sueño. lego a casa, me ducho y al “acostar a mi hija” me quedo irremediablemente dormido en su cama.

crónica soplao BTT 2015

Ya llega el día esperado.

Este año, para variar, no hay dudas respecto a la previsión meteorológica y vamos a tener un  día sin lluvia, frío ni viento. Además  tampoco hace demasiado calor, un día perfecto para  el ciclismo.

Salimos a las 8:00 de Cabezón unos 5000 ciclistas, salgo bastante rápido para intentar evitar el clásico embotellamiento  del km.3. Las primeras subidas y bajadas las voy encadenando cómodo procurando no asumir riesgos y circulando por la derecha para dejar sitio para que me adelanten subiendo y, sobre todo, bajando. Me da miedo que alguien me tire en una baja porque las primeras bajadas son rápidas y mucha gente busca recuperar posiciones bajando. Por eso voy lo más arrimado que puedo a lado derecho de la pista aunque ello supone elegir la trazada mala y las zonas con terreno más roto.

En una curva veo un chico  en el suelo que se ha pasado de frenada y tiene sangre en la cara. Como ya está siendo atendido continuo, durante un rato se nota que todos van con más cuidado, igual que ocurre con el coche cuando vemos un accidente de tráfico.

Así llego a la Cocina, empieza una rampa de unos 100mts de cemento  al 18% donde hay mucho publico y se forma algo de tapón. Tras ese repecho llega un descanso y vuelve a empinarse la pista aprox. 1km al 15% pero con terreno más roto ,  si alguien se baja de la bici obliga a bajarse a los de atrás y así me veo obligado a hacer eso km empujando la bici, tampoco creo que se pierda mucho tiempo y voy ahorrando fuerzas.

Enlazamos con la subida de asfalto a las cuevas del soplao que las hago intentando ir tranquilo y comiendo para seguir ahorrando esfuerzos, aun así creo que llevo buen ritmo y adelanto bastante gente.  Bajo con cuidado a Celis  y luego viene un tramo de carretera  ligeramente ascendente hacia el siguiente puerto. En este tramo conozco a otro ciclista de Basauri y vamos juntos hablando tranquilamente a unos 20kmh.  Ya noto que voy más fresco que el año anterior, empiezo la subida al monte Aá, que son 2km con algunos repechos encementados del 25%. iba muy  bien subiendo sin llegar a mi umbral pero en mita de un repecho se para el tipo de delante y me vero obligado a bajarme yo también.  Con tanta gente y en cuesta no puedo volver a encalar y hago 1km aprox empujando la bici. Al igual que en la cocina, creo que el poco tiempo que pierdo lo podré recuperarar al  evitar esfuerzos y haber descansado.

Tras la zona más empinada llego a un a zona llana y vuelvo a montarme en la bici, faltan un par de km hasta coronar. En una curva antes de llegar arriba están las habituales madre/hija repartendo gominolas y trozos de manzana. yo no cojo para evitar soltarme del manillar pero se lo agradezco  con una sonrisa.

Corono y sin parar bajo hacia Ruente, llego algo antes de las 12h y paro 10min a comer porque me espera mi familia allí. Recargo el camel y sigo hacia Ucieda, me quedo un rato en el embotellamiento que provoca el paso por el puente de “la Fuentona” y tras conseguir pasarlo empiezo la subida al moral, sin parar el el avituallamiento de Ucieda porque había parado poco antes con mi familia. Este año no he parado en ningún avituallamiento oficial y me he avituallado gracias a mi familia. Empiezo la subida del moral( 12km:5 primeros al 9% y luego algo más suave) y me noto muy entero, muchísimo mejor que el año anterior, aún así procuro  seguir reservando fuerzas y voy subiendo  con el molinillo despacio a 6km/h. Llego arriba y bajo con cuidado, llego a Bárcena sobre las 14.50h y vuelvo a pararme a comer un trozo de pastel gatosport y un plátano( un  gran invento porque tomo 90gr de HC de forma cómoda, rápida y digerible.)

obre las 15:00 empiezo a subida a Fuentes( 16km) los primeros km  cómodos(4-5%) a la sombra de bonitos árboles, siguiendo el río. Luego la pista empieza a separarse del río y llegas a zona alta, donde las hayas sustituyen a los robles y castaños. Por fin la famosa señal de “2,5km a Fuentes”.

Sigo bien pero ya empiezo a ir algo cansado. Curiosamente me entra sueño y me aburro un poco. Como ya  he reaprendido, pedaleo de pie a ratos para liberar el culo y relajar los cuádriceps. En el alto me bebo una botella de powerade que me da un amable chaval que dice conocerme “de la película”.

Bajo despacísimo hacia Ozcaba, esta bajada es cómoda al principio pero en la parte final está bastante rota y es empinada. Me da miedo caerme y bajo con. La última vez que pasé por allí me tuve que bajar de la bici en un tramo pero esta vez consigo hacer todo montado, eso sí, mientras yo bajo a 20km/h me adelantan tipos a 70km/h. Luego viene la subida a Ozcava, son 4km al 7% aprox. que este año los hago “excesivamente cómodo”. Ahora creo que fui demasiado reservón y que pude haber hecho mucho mejor tiempo. Paro a comer algo en Ozcava( mi tercera parada del día) y salgo hacia Venta vieja (3km al 5%) que este año me parece infinitamente más cómoda que la vez anterior. En el alto me saluda el médico de la organización, me reconoce y me dice que “quiere hacerse una foto conmigo”. Me viene bien porque me ayuda a cerrarme la cremallera y bajo hacia Colsa, esta bajada es fácil pero bastante incómoda por la cantidad de piedras y baches que hace que sufran las muñecas. Paso los Tojos y Correpoco y llego a Renedo de Cabuérniga sobre las 18:45h.  Veo que ya voy a cumplir sobradamente mi objetivo de “llegar de día a meta” y me quedo un rato hablando con unos mecánicos de la organización, tomo un gel y empiezo la subida al negreo, como voy “sobrado de tiempo ” no tengo ganas de intentar subir los repechos montado(2km max 25%) porque  preferí reservarme para hacer la parte superior del puerto montado (4km 7%) luego vi que fue un error porque ese tramos post repechos de cemento, estaba más roto que el año anterior y también tuve que patear bastante.

En el tramo de carretera hasta meta iba con las piernas todavía “llenas de glucógeno” y podía rodar cómodo a 35-37kmh. Me sorprendió llegar “tan cómodo y entero a meta”.

Durante la prueba pensé varias veces en “cómo había podido hacer el soplao 2 años antes”. Estaba mucho peor físicamente, no podía pedalear pe pie. Pensé que la gente no fue capaz de valiorar el alcance de aquel logro conquista inútil por otra parte pero no es menos cierto decir que aquello fue algo “al filo de lo imposible”. Comparado con la gesta de hace 2 años este año ha sido paseo tranquilo “sin forzar en absoluto mis límites.

Aun así tenía tiempo de sobra, y llegué enterísimo a meta a las 21:20h. Un bien día de ciclismo.

Tal y como sabía con mi entrenamiento he ganado fondo. Si vuelvo al soplao será con una actitud “algo más competitiva”

Alimentación para días antes de una prueba de gran fondo

Durante el entrenamiento  hemos procurado aumentar el tamaño de nuestros depósitos de glucógeno, y los días previos a una carrera se trata de aprovechar esa mayor capacidad de almacenaje para llenar nuestros depósitos al 100%.

Un ciclista de unos 70kg puede tener aproximadamente  unos depósitos de glucógeno muscular( piernas) de unos 500gr y además tenemos unos 70gr  de glucógeno en el hígado.

Con un entrenamiento intenso de unas 3 horas habremos vaciado los depósitos . Por eso los días anteriores de la prueba necesitaremos rellenarlos. Una buena idea es comer una dieta con abundantes HC los 3 días antes de la prueba. con esto  la noche previa a la carrera ya tendremos al 100% los depósitos( muscular y hepático). Durante la noche previa a la carrera el cuerpo( cerebro….) consume prácticamente todo el glucógeno hepático  pero dejamos intacto el depósito muscular. Por eso en el desayuno del día D debemos rellenar sólo el depósito hepático. No hace falta comer 3 platos de arroz, bastará con tomar un buen desayuno   porque los depósitos musculares ya los tendremos llenos tras 3 días de ingesta de HC y sólo hace falta completar lo que falte del depósito hepático. A mi me es suficiente con tomar un colacao con 4 tostadas y un plátano, por ejemplo. Eso sí intento  desayunar  as menos una hora antes de la salida. Si es una carrera muy rápida que ya sales a tope puede que necesites desayunar antes. Yo, como en los maratones suelo ir despacio, prefiero dormir un poco más y desayunar  una hora antes.  A ritmo suave puedo seguir  con la digestión del desayuno sin problemas( cada uno debe conocerse).

Por si acaso he leído por ahí que es aconsejable completar la dieta de los 2ó3 días previos con electrolitos. Yo tomo una pastilla al día de magnesio+potasio( los últimos 3 días antes de la prueba,incluido el desayuno de la carrera.).

Durante la carrera no tomo magnesio porque lo que perdemos con el sudor es básicamente sodio y potasio, por eso llevo sales tipo isostar diluidas en el camel (normalmente la mitad de la dosis recomendada por el fabricante, es decir un par de pastillas para 1,5L de agua que caben en mi camel

Durante la prueba intento comer unos 40gr de HC cada hora entre barritas y HC líquidos (fructosa, glucosa,  maltodextrina, amilopeptina…) que llevo en el camel.

Para fraseando a Heráclito:”Todo cambia, nada permanece igual”

Respecto a la entrada anterior el caso es que seguí visitando cardiólogos y resultó que algunos no me desaconsejaban completamente hacer ciclismo.

Cuando estoy triste o con el ánimo bajo siempre procuro pensar en esa famosa frase de Heráclito. Así  tomo consciencia de que esa tristeza no será eterna y que probablemente en unas horas o días volveré a ver las cosas de otra forma y volveré a ser feliz.

Es un difícil equilibrio psicológico. Por un lado no es aconsejable luchar contra los estados de ánimo negativos, es preferible “observar con curiosidad” cómo llegan esos pensamientos “tóxicos”  y esperar con tranquilidad cómo  tan rápido como llegaron se marchan otra vez. Hacerlo así permite que no nos enredemos demasiado por esa  negatividad que provocan los pensamientos tóxicos”.

Normalmente la gente realiza esta  introspección mediante una meditación relajándose con los ojos cerrados.  A mí me gusta más hacerlo  escalando o pedaleando por el monte.

Ya no puedo escalar pero, de momento, seguiré pedaleando mientras observo con curiosidad  cómo mis pensamientos van y vienen  mientras trato de mantener la mente abierta para que entren y salgan sin obstaculizar demasiado ese inevitable flujo.

Sin palabras

Hace unos meses ví este video, me impresionó ver cómo el padre intenta hacer ” lo que sea” por su hijo. Ante la imposibilidad de ayudarle a curarse , y no encontrando una mejor manera de canalizar su frustración, hace el Ironman con él.
Es un buen ejemplo del verdadero amor desinteresado. Por cierto, veréis que el padre es un fuera de serie físicamente. Sin más, sólo es otro ejemplo de conquistar lo inútil.
Lo comparto para que os emocionéis un poco, que de vez en cuando viene bien dejarse llevar para humedecer las mejillas con lágrimas.